Así es el amor

Cuando del amor hablamos es muy usual definirlo como un sentimiento hacia alguien o algo. Ese sentimiento trae consigo emociones como la alegría, el optimismo, la esperanza… Y todas ellas nos ponen palabras en la boca, nos llevan a decir: ¡Lindurita!, ¡Preciosura!, ¡Belleza!, ¡Te quiero!, ¡Te amo!, ¡Te acompaño! ¡Eres lo más importante para mí!, ¡Te extrañé!, ¡Disfruto demasiado tu compañía! ¡Estoy aquí para ti! Pero también invaden nuestras acciones, nos llevan a asumir comportamientos en relación con lo amado.

Si bien es cierto que con las palabras sembramos amor, son las acciones concretas en las que se realiza dicho amor. Por eso, desde Caja Abierta nos dimos a la tarea de observar acciones cotidianas tras de las cuales el  amor muestra su verdadero rostro. Les compartimos algunas y les invitamos a responder desde sus propias experiencias cómo demuestran su amor.